Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

CARRETES DE PESCA (REELS en inglés)


Lo primero que yo creo que todos miramos a la hora de comprar un carrete es su tamaño y de ese tamaño dependerá el peso del mismo y su capacidad para albergar la línea.

Cualquier carrete que utilicemos para la pesca en el mar será lo más liviano posible, dependiendo de lo que pretendamos pescar, y por supuesto resistente a la corrosión marina, cosa que conseguimos con carretes que en su aleación contengan mayor cantidad de carbono, titanio y materiales similares.

Cuanta más línea se necesite y cuanto más gruesa vaya a ser la línea más capacidad de carrete necesitaremos.Tenemos que tener en cuenta a que profundidad vamos a pescar teniendo en cuenta que siempre se utiliza mucha más línea de la profundidad a la que se pesca, sobre todo con piezas grandes y el tamaño de los peces que pretendemos pescar, que influirá en el grosor del hilo empleado. Un hilo muy grueso hará mucha resistencia a las corrientes y nos forzará a utilizar plomos de mayor peso. Si pescamos a una profundidad de 30 mts. deberíamos llevar como mínimo 60 mts. de línea en el carrete aunque yo estaría más tranquilo con 100 mts. Si sospechamos que hemos pescado una pieza que sobrepasa los kilos que puede soportar nuestro hilo habrá que trabajarlo más, cansar a la pieza, saber posicionar la caña para que amortigüe sacudidas, saber utilizar el freno de los carretes y nos ayudará también la elasticidad del hilo. Me estoy desviando del tema...

Las marcas suelen poner una numeración en sus carretes relacionada con el tamaño del mismo. Por poner un ejemplo, estas numeraciones pueden ser 2500, 4000, 6000, 8000, etc... Tened en cuenta que un carrete 2500 de una marca no tiene por que ser del mismo tamaño que otro 2500 de otra marca. Lo que si es seguro es que en la misma marca cuanto menor es la numeración más pequeño es el carrete y a mayor numero más grande, obvio.

Una buena calidad de los rodamientos nos ofrecerá una rotación suave y fluida del carrete durante la recogida. Es importante que independientemente del número de rodamientos que tenga el carrete estos seán de buena calidad por sus materiales. De mejor a peor material que podemos encontrar son de cerámica, acero inoxidable, acero cromado y acero. Los de acero inoxidable ya son una formidable elección. Los de cerámica estan pensados para soportar el calor que se produce frente a altísimas revoluciones de giro. A igual calidad de materiales cuantos más rodamientos mejor. Existen carretes que dan un número de rodamietnos +1, lo que indica que dispone de un rodamiento de agujas más con la propiedad de que es antirretorno. El rodamiento de agujas antirretorno impide que el carrete retroceda lo más mínimo cuando tiramos para clavar la pieza mejorando la clavada.

Podemos ver a veces que nos indica BB en los rodamietnos, lo que indica es que son de bolas (ball bearing); la mayoría son de bolas excepto los +1 de lo que ya hemos hablado. Cuando nos indica CRBB nos indica que son rodamientos de bolas anticorrosión (Corrosión Resistant Ball Bearing).

El "freno" es uno de los elementos más importantes de un carrete. Un buen freno bien calibrado nos permitirá la obtención de esas capturas que sin el solo formarían parte de nuestros sueños.

El freno trabaja haciendo presión sobre la bobina del carrete permitiendo que suelte hilo solo cuando se sobrepasan la presión a la que lo tenemos calibrado. Es evidente que dicha presión estará siempre por debajo de la que soporta nuestra línea. Nuestras capturas robarán línea del carrete desgastándose físicamente en el proceso.

El "ratio" de un carrete hace referencia a la velocidad de recuperación de hilo por cada vuelta de manivela. Como ejemplo un ratio 4.5:1 dará cuatro vueltas y media de bobina por cada vuelta de manivela. Esto quiere decir que cuanto mayor es el ratio más hilo recogemos a igual vueltas de manivela. Un ratio bajo puede ser 3:1 y un ratio alto 6:1. Tened en cuenta que cuanto más alto sea el ratio más trabajo cuesta girar la manivela. Que la bobina gire más rápido que la manivela se consigue con un sistema de engranajes internos en el carrete.

Resultan interesantes los ratios altos para las modalidades de spinning y pesca a fondo desde embarcación si se prevee la captura de grandes piezas. Cuando pescamos a fondo una pieza grande tratará de soltarse rozando el hilo contra el fondo, donde puede haber piedras y otros elementos duros o cortantes o buscará una cueva donde refugiarse e impedir ser elevado por lo que un buen ratio nos ayudará a separarlo rápido del fondo en esos primeros momentos. Existen carretes que nos permiten elegir con solo darle a una palanca entre dos ratios, uno más rápido y otro más lento para que vayamos empleando el que consideremos más oportuno en cada momento.


Tipos de carretes de pesca


Carrete multiplicador o de bobina giratoria


Los carretes multiplicadores se colocan en el lado superior de la caña, para lo que deberemos disponer de una caña que permita pescar con las anillas en el lado superior.

Son llamados carretes de bobina giratoria porque la bobina girará tanto al soltar linea como al recuperarla.

Se utilizan normalmente para curricán y algunos modelos de pequeño tamaño para modalidades de casting, aunque para casting son complejos de utilizar.

Disponen de un freno que puede ser de estrella o de palanca y botón giratorio.

Carrete multiplicador con freno de estrella

El sistema de estrella consiste en un disco con forma de estrella colocado en el mismo eje de la manivela y junto a ella. Girando la estrella en el sentido en el que apretaríamos un tornillo aumentaremos la frenada y en la dirección contraria aflojaríamos. Carece de puntos de referencia de frenado. Los carretes con sistema de frenado de estrella disponen de una palanca de dos posiciones, una para dejar liberado la bobina y que pueda soltar hilo libremente y la otra posición es para que la bobina quede bajo la acción del sistema de frenado.

Carrete multiplicador con freno de palanca

El sistema de palanca y botón giratorio es mucho más rápido, preciso y cómodo. La palanca tiene una posición intermedia donde se queda frenada que es la que llevaremos normalmente, se puede tirar de la palanca hacia el pescador desde ese punto intermedio de manera que según vayamos trayendo la palanca ira aflojando y frenando menos hasta no frenar nada (depende de la calibración del botón giratorio). Desde el punto medio de la palanca para frenar más tendremos que apretar un pequeño pestillo y nos permitirá adelantar la palanca para aumentar la frenada. Lo que se hace con el botón giratorio es establecer una presión de frenada en el punto medio de la palanca según lo que necesitemos. Durante la pelea con una pieza lo normal es solamente utilizar la palanca. Entre ambos sistemas de frenado a nuestro juicio es mucho mejor el de palanca y botón giratorio. Dependiendo de la posición de la palanca tendremos una referencia del frenado que estamos aplicando.

Otra forma de frenar la bobina en este tipo de carretes, tanto en los de estrella como en los de palanca y botón giratorio es nuestro dedo pulgar apoyado sobre la bobina, técnica que tendrás que aprender si quieres utilizar este tipo de carretes para modalidades de casting que básicamente consiste en frenar la bobina en el momento en que el plomo entra en el agua después del lance o de no hacerlo la línea parará de salir pero la bobina seguirá dando vueltas por inercia y nos provocará un buen lío. En los de freno de estrella al colocar la palanca en posición de liberar la bobina para soltar hilo también es conveniente ejercer algo de presión con el dedo en todo momento mientras se libera hilo para evitar enredos.


Carrete fijo o de bobina fija


Se los denomina carretes de bobina fija debido a que la bobina de alojamiento de línea no gira cuando soltamos hilo ni cuando recogemos. Este es uno de los motivos por los que es uno de los carretes que más se utilizan para el lanzado y es el carrete más utilizado en la modalidad de spinning, surfcasting y jigging.

Son carretes adecuados para piezas de tamaño pequeño y mediano.

Los más tradicionales disponen de un freno que puede ser frontal o trasero. Tanto un freno como el otro carecen de puntos de referencia de frenado.

Carrete fijo con freno frontal

En el caso del freno frontal se trata de la propia tapa que impide que se nos salga la bobina del carrete. Esta tapa tiene un nervio que va de lado a lado de la tapa y es el que cogeremos con los dedos para poder girar la tapa (freno). Funciona como un tornillo, girando a derechas lo apretaremos consiguiendo frenar más y a izquierdas lo liberamos consiguiendo frenar menos hasta dejar el giro de la bobina completamente libre. Si no paramos de girar a izquierdas finalmente nos quedaremos con la tapa en la mano y podremos el porta-bobina del carrete.

Carrete fijo con freno trasero

En el caso de freno trasero observaremos que el culo del carrete es un botón que permite que lo giremos. Funciona similar al frontal en cuanto a lo del tornillo, a derechas aprieta y a izquierdas afloja. Dicen los entendidos que es más fiable el freno frontal al igual que dicen que se manipula mejor el trasero mientras estamos peleando con una pieza. Personalmente y por experiencia propia habiendo usado los dos tipos de freno pensamos que ambos frenos se pueden manipular durante una captura.

También existen carretes con doble freno acompañados del sistema baitrunner. El doble freno es como lo que ya hemos explicado anteriormente con los frenos delantero y trasero pero estos carretes añaden una palanca sobre el freno trasero (baitrunner), que es la responsable de que funcione un freno u otro. Con la palanca baitrunner accionada el freno que trabaja es el trasero, que normalmente se utiliza haciendo que ejerza nula o muy poco resistencia de manera que tras la picada el pez pueda sacar hilo casi con total libertad. Cuando se da una vuelta a la manivela la palanca baitrunner cambia automaticamente y da paso a la actuación del freno delantero, que comenzará a frenar conforme lo hallamos graduado y a partir de ese momento combatiremos con nuestra captura solamente con el freno delantero.


Carrete de bobina cerrada o de carcasa


Carrete muy fácil de utilizar ideal para niños. Se utiliza normalmente con sedales ligeros. Suelen ser baratos y de mala calidad. Apretando un botón posterior o la carcasa liberan el hilo. No son apropiados para lances. Sinceramente no lo recomendamos.


Carrete de pesca a mosca


No haremos ningún tipo de comentario sobre estos carretes debido a que en el equipo no tenemos a nadie que los haya utilizado hasta la fecha y no dominamos la pesca a mosca. Disculparnos pero sinceramente pensamos que os hacemos un favor si no hablamos de lo que no dominamos (aunque sea un poquito).